photo of starry night

¿Cómo saber si el universo te llama?

Alguna vez no te has preguntado el ¿porqué ver muchas secuencias? ¿Te has levantado con energía, pero en el transcurso del día te sientes de día? O si vas manejando o conduciendo un auto, ¿los semáforos se repiten en tu recorrido en un solo color fijo (verde o rojo)? Son señales, que el universo te necesita en ese momento.

El Universo, es el supremo ser de la luz y la oscuridad, el que brinda paz o inquietud; el lugar donde las energías se concentran su totalidad.

Todos estamos compuestos de energías, nos alimentamos del universo y su eterna bendición.

¿Cómo, cuándo y dónde?

La cuestión a todo esto es el ¿Cómo?, el ¿Cuándo? y/o el ¿Donde?  El Universo nunca espera y cuándo eres llamado, es cuándo debes estar preparado por todo. Las señales suelen ser sutiles y en ocasiones imperceptibles, por lo cual, es necesario tener nuestra mente abierta (el Khu) y muy activa nuestra intuición (el Hati). Y para ello, la meditación nos será de gran ayuda ya que podremos trabajar en nosotros mismos, nuestro silencio interior y el recogimiento.

«Es muy común que durante tu momento de recogimiento surjan todo tipo de pensamientos, muchas veces relacionados con los problemas, incomodidades o inseguridades que en ese momento nos aquejan. Todo esto es completamente normal y debes aceptarlos.»

«La meditación se centra en la idea de que el bienestar psicológico se obtiene en la aceptación de los pensamientos, emociones y sensaciones, sin verlos de una manera enjuiciadora. Por tanto, cuando estos pensamientos lleguen, acéptalos y sigue adelante. No olvides centrar tu atención en tu respiración. (ejercicio 3×3 + 1)»

¿Cómo se comunica el Universo con uno mismo?

El Universo, puede comunicarse de muchas formas, entre las más fáciles de entender es, cuando piensas en economía al observar tu entorno, el universo te estará dando «pistas» con respecto a tus pensamientos; si piensas en la salud, al observar tu entorno te darás cuenta de lo que el universo te quiere decir; si piensas en proyectos de vida o negocio, el universo te dará opciones de lo que puedes hacer y no hacer.

Aquí, no se aplica la ley de la atracción, si no a la Ley del Mentalismo.

La ciencia describe una ley como aquel fenómeno que ocurre de manera inalterable, independientemente de los factores externos o de si somos conscientes de ello. Si el universo es un tablero de juego, las leyes de la física son las normas. Pero según ciertas corrientes esotéricas también hay unas leyes metafísicas a las que no se les está prestando tanta atención.

¿Cuándo el Universo se comunica con uno mismo?

Existen 7 leyes universales que se encuentran recopiladas en el Kybalión, un importante documento esotérico firmado por “Los 3 iniciados” en 1908 pero con un estilo similar a la obra del gran ocultista estadounidense William Walker Atkinson, pionero de la corriente del Nuevo Pensamiento, lo que  ha dado lugar a un debate sobre su autoría. 

Independientemente de quien lo escribiera, en este documento se encuentran enseñanzas derivadas de la corriente oculta llamada hermetismo. Su nombre hace referencia a su creador: Hermes Trismegisto, un antiguo alquimista místico asociado a lo largo de la historia a diferentes profetas y divinidades entre los que destacan Hermes, Thoth y Abraham, de las religiones helénicas, egipcias y semíticas respectivamente.

Dentro de estas enseñanzas, se enumeran 7 leyes que, según esta creencia, moldean la realidad tal y como la experimentamos. El conocimiento de estas permitirían tener una vida más alineada con la verdad y por lo tanto tener la mejor experiencia vital a su alcance.

Es importante no dejarse engañar por las fechas o mitos: es común en el mundo del esoterismo pensar que cuanto más antiguo un texto mayor es su calidad, pero esta obra marcó un antes y un después a pesar de ser relativamente reciente. 

De hecho, hay que tener en cuenta que hasta el siglo XX hacer publicaciones sobre estos temas era difícil y arriesgado. Además, si las otras formas de entender el mundo pueden evolucionar y actualizarse, el saber oculto no debería ser menos.

¿Dónde el Universo se comunica con uno mismo?

Una vez aterrizada la idea del cómo y del cuándo, ahora toca saber el dónde:

Como se mencionó párrafos atrás, existen 7 leyes universales y en el dónde definiremos cuáles son:

Ley del Mentalismo. 

Todo en el universo es mental. Esta ley defiende que todo aquello con una presencia física ha sido pensado antes. Por ende el pensamiento es el origen de toda creación.

Ley de la Correspondencia. 

Como es adentro es afuera, como es arriba es abajo. En relación con la ley anterior, la realidad que experimentas es un reflejo de la percepción que tienes sobre esta. Para que algo en tu entorno cambie, primero tienes que cambiar la forma de verlo. 


Ley de la Vibración

El Universo no habla idiomas, todo está en constante movimiento. Todo está destinado a cambiar, nada es exactamente igual de un estado al otro.  Lo único que podemos hacer es aceptarlo.

Ley de la Causa y el Efecto

Toda causa tiene su efecto y viceversa. Por una parte tenemos evidencia física de esta, pero también repercute en lo espiritual. Cuando se emplea cierta energía en algo, esta es devuelta de una forma u otra pero en la misma cantidad. Raramente será de forma inmediata y de la misma fuente, pero acabará ocurriendo. (La Alquimia Espiritual).


Ley de la Polaridad

Todo tiene su par de opuestos. Así como hay día hay noche. Así como hay positivo y negativo. Hay varias maneras de interpretar esta ley: una de ellas es que, para entender algo, se debe conocer mejor cómo se relaciona con su opuesto. Otra es, simplemente, que esta ley es una invitación a aceptar que en esta realidad se experimentarán vivencias de todo tipo.

Ley del Ritmo

Todo ocurre a su debido tiempo. De nada sirve querer apresurarnos hacia los resultados, hacia los efectos de las causas, ya que hay que respetar los tiempos que el universo tiene designados para ellos.


Ley de la Generación

La evolución se da a través de la creación. En esencia, esta ley dice que todas las creaciones son algo de lo que se puede aprender. Gracias a ellas podemos seguir adelante. Saber cuáles son puede ser suficiente para cambiar tu relación con tu entorno, tener mayor seguridad en ti misma y tomar el control de tu vida.

«Aplica lo aprendido… aprende de lo aplicado…» Si eres consiente de todo y estás en la mejor disposición de entablar una comunicación con el Universo, es el momento de hacerlo sin problemas y con mucha fuerza y autonomía.


Con información de diversas fuentes, para La Cofradía y PhoenixDiurna, soy Aghnatyus Zahri.

Sobre el administrador

GRUPO PHOENIX Publicado el

Licenciado en Mercadotecnia | Especialista en Marketing | Fotógrafo | Blogger | Periodista Independiente

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.